La sanación es la consecuencia de reconectar con tu ser.

Para que se produzca la verdadera sanación, se trata de reconectar con un espacio que eres y que aún desconoces.
La consecuencia que genera establecerte en ese espacio es, que muchos patrones internos se reordenan de manera natural, casi milagrosamente, al reconectar con la fuente de tu ser, se genera una reprogramación instantánea de tu mente. Este recordar lo que eres, produce un cambio en tu percepción interna que se traduce en paz, armonía y equilibrio, ésta es la verdadera sanación que solo puede tener lugar en ese espacio infinito de mi ser. La consecuencia de acceder a ese espacio de reparación, se expresa posteriormente en mi cocreación de la realidad que se proyecta a mi alrededor, en mi vida. No debemos olvidar que todo lo emana mi mente, y a la vez está siendo interpretado por mi mente. Los resultados después de una sesión es que la persona milagrosamente comienza a sentir de manera más potencial.
 
La sanación no es solo que ese conflicto o estado físico se repare, la verdadera sanación se produce cuando conecto con la fuente de la verdad interna y y por consiguiente mi vida, y el resultado de este proceso hace que se produzca el cambio también en mi cuerpo físico y en todo lo que me rodea.
 
Eres merecedor de reconectar con la fuente que sostiene toda esta realidad cuántica y mejorar tu vida.
 
Atrévete a dar el salto cuántico y acceder a tus mayores potenciales internos.

7 comentarios

    • Hola Marco, gracias por contactar. ¿Tu madre tiene posibilidad de conectarse por este medio y comunicarse ella sola misma?. Saludos. Carlos Navas.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.