Nuestro sufrimiento es imaginado.

Nuestro sufrimiento es imaginado, mental y conceptual, todo gira en torno a las historias en nuestras cabezas, de nuestros pensamientos y suposiciones. Cualquier cosa que nos saque de la mente, fuera de nuestro rollo mental, hacia la contemplación del momento presente, de la presencia sin conceptos, hacia la presencia consciente, es la mejor inversión que podrías hacer para tu realización y liberación, ya que descubrir que eres, y respirar el amor reside en tu interior, será el mayor regalo y el máximo servicio que podrías ofrecer a la vida.
Por honor a la verdad, descubrirte permitirá que dejes el sufrimiento, la necesidad infundida por tus creencias almacenadas en el disco duro de tu mente.
Tu no eres el cuerpo, ni tampoco eres la mente, ¿si apartaras estos dos factores de la ecuación, que podría quedar?.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.