Si de verdad quieres amarte.

Si quieres verdaderamente amarte, con profundidad, respeto, de verdad; abraza este instante, en silencio, sin expectativas, sin arrogancias ni dudas, tan solo aquí, en este silencio interno, observando la gracia que siempre está siendo en ti, abrazando lo que siempre fue, será y es sin ninguna duda. Si quieres amarte de verdad, comienza a observar el silencio, a escucharlo, a ser uno con él, con amor y benevolencia hacía el personaje que crees ser, suelta el miedo a sentir el infinito que reside en ti y comienza a ser la realidad que siempre, está más allá de tus pensamientos. Sin esfuerzo, sin mente, sin ideas, sin proyecciones creativas de ese limbo llamado pensar. Tan solo date el permiso de sentir estas palabras, de sentir esta oportunidad de amarte de verdad. Sin ideas, sin pensamientos, sin suposiciones, sin creatividad mental, aquí, siempre en este instante, y comenzarás a ser libre de la ilusión de creer que solo eres el cuerpo y la mente.
Te abrazo desde el profundo sentir que hace que comparta estas palabras. Gracias por estar ahí.

Carlos Navas.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.