Tu gratitud, es el amor que transforma la vida.

¿Has deseado alguna vez tener una varita mágica con la que al hacer un simple gesto pudieras ayudar a tus seres queridos?.

Pues cuando deseas de todo corazón, ayudar a otra persona tienes un poder inmenso, pero cuando diriges ese poder con la gratitud, realmente tienes una Varita Mágica con la que puedes ayudar a las personas.

Todo es información y esta, fluye en forma de energía hacia donde diriges tu atención, por lo tanto, cuando diriges tu intención y lo haces desde la gratitud hacia las necesidades de otras personas, allí es donde se genera un movimiento, por que tu, eres un observador cuántico, creas la realidad que proyectas en tu vida y la puedes ver en el otro.

Ésta es la misma razón por la que Jesús decía gracias antes de realizar un milagro.

La gratitud es una fuerza invisible pero real, y junto con la intención focalizada con tu amor es como si tuvieras una Varita Mágica y transformadora.

Si algún familiar, amigo o alguien que te importa de corazón, no goza de buena salud física, tiene problemas económicos, no es feliz en su trabajo, está estresado, sufre por el final de una relación, no confía en sí mismo, sufre problemas mentales o esta decepcionado con la vida, puedes utilizar esta fuerza invisible de la gratitud, para ayudarle con su problema de salud, de finanzas y de felicidad.

Para ayudar a que tenga salud otra persona, imagina que esa persona se ha recuperado plenamente, y di la palabra mágica, gracias, con el sentimiento profundo de celebración de la noticia de que esa persona vuelve a estar totalmente sana.
Puedes imaginar que esa persona te llama para darte la noticia, o imagínate que te lo dice en persona, y visualiza y siente realmente tu reacción. El hecho de sentirte igual de agradecido ahora como te sentirías al recibir la noticia de la recuperación total de esa persona, será la garantía de que la gratitud que sientes es sincera y poderosa al máximo.

Para utilizar la Varita Mágica y ayudar a un ser querido en su economía, realiza el mismo ejercicio mágico, y da las gracias como si ya tuviera el dinero que necesita ahora. Imagina que se ha recuperado económicamente del todo, que el problema ya está solucionado, y que dices la palabra mágica, gracias, porque acabas de recibir la increíble noticia.

Si alguien a quien conoces pasa por un momento difícil, pero no sabes exactamente qué es lo que necesita, o si necesita ayuda en más de un asunto, puedes realizar el mismo ejercicio mágico y utilizar tu Varita Mágica para dar gracias por su felicidad, o por su salud, prosperidad y felicidad conjuntamente.

Y ahora desde el poder que eres, te invito a practicar este ejercicio para ver los efectos positivos que genera en ti. Fíjate que después de hacerlo, sentirás una profunda gratitud y liberación interna, es el efecto de observar al otro por lo que es, una parte de ti mismo. Somos una unidad cuántica de consciencia, que se expresa en este plano de manifestaciones desde la apariencia dual de vernos separados, pero recuerda que somos esa misma consciencia reflejada en formas o patrones de información que configura formas humanas.

La felicidad del otro es tu felicidad y tu felicidad es el ejemplo de amor más grande que puedes ofrecer a la vida y a todos los que te rodean, por lo tanto, ¡SE FELIZ!.

Gracias recibo tu gratitud como el mayor beneficio que jamás podría obtener, por eso te invito a dar las gracias y celebrar la vida en cada instante desde el amor profundo que sostiene tu vida.

Te mando un abrazo de todo corazón. 

Carlos Navas. 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× ¿Cómo puedo ayudarle?