Consigue aquello que deseas fácilmente con este ejercicio.

Os voy a compartir cuatro pasos para hacer posible que aquello que quieres y deseas se manifieste a través de la visualización creativa.

1- Define tus objetivos.

Lo primero y más importante para realizar este ejercicio y para que la visualización creativa sea efectiva es, que seamos muy concretos con lo que le vamos a pedir al universo, y para lograrlo tenemos que empezar por definir específicamente, que es lo que quiero conseguir, cual es el objetivo que deseo.

Para hacer esto más facilmente, te recomiendo que escribas un listado de deseos. Una vez que tengas tu lista, elige como primer objetivo el que sea más fácil de conseguir según tu criterio. La idea es ir de menos a más progresivamente en el trabajo de materializar objetivos.

2- Crear imagenes en tu mente.

Para poder atraer y manifestar aquello que queremos debemos de crear imágenes mentales. La ley de la atracción funciona con imágenes. Por tanto en este punto se trata de que hagas una visualización mental bien clara de lo que deseas lograr.

Te recomiendo que fabriques una imagen física del objetivo para que lo sientas más cercano y más disponible, hacerlo tangible es muy importante ya que nos dará la impresión de que está más cercano. Por ejemplo: si tu objetivo es una coche, podrías tomar una imagen de internet e imprimirla o bien, de una revista y tenerla cercana o puesta en un lugar visible de tu habitación o lugar donde pasas más tiempo, a fin de que puedas verla varias veces a lo largo del día. Luego trata de recrearla en tu mente con detalles, e imagínate en tiempo presente disfrutando y sintiendo que eso está ocurriendo en este momento.

3- La repetición de lo que se desea.

Para una que la visualización creativa se realice y se manifieste, es muy importante que tengas constantemente la imagen mental de lo que deseas lograr y muy presente en ti. De ahí que sea un ejercicio muy mental y que requiere de repetición para densificar la energía. Es como un mantra, la repetición de la energía hace que se densifique, por lo tanto la obligamos a manifestarse. A más presto la atención a un pensamiento, imagen o idea y mas la intensifico en mi mente, más se acerca al plano de la materia, ya que todo son átomos y yo soy el observador creador de la materia que se interpreta y se vive en la mente.

A más veces recuerdes lo que deseas, más cerca estarás de alcanzarlo.

4- Piensa de manera positiva sobre eso que quieres y deseas.

Finalmente es importante que cada vez que pienses en tu objetivo lo hagas de manera positiva, alegre y con confianza, tratando de dejar a un lado las expectativas y centrarte plenamente en la sensación de haber obtenido lo que deseas ahora, en este instante.

Utiliza afirmaciones positivas como por ejemplo: Yo soy el creador de mi realidad personal y manifiesto cuanto deseo en mi vida. Visualízate siempre teniendo éxito con respecto a eso que quieres. Cuando hagas las afirmaciones deja a un lado todo signo de duda o desconfianza, y genera el hábito de alimentar la creencia de que todo lo que deseas es real y es posible.

La visualización creativa es una oportunidad grandísima, que nos permite volvernos a encontrarnos con nuestro niño interior, ya que nos abrimos a utilizar la imaginación para lograr cualquier objetivo.

No olvides respirar y ser consciente de la respiración cuando estés haciendo este ejercicio, uno de los puntos más importante es la respiración para estar centrado en lo que se proyecta desde la intención, por lo tanto estate muy atento a este movimiento natural que genera tu cuerpo cuando decidas proyectar tu intención en visualizar tu creación consciente.

 

 

Me gustaría mucho que me compartieras que te ha parecido este ejercicio y que me dejaras un comentario. Gracias por estar ahí.

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *